< Volver a Fiscalización y control ciudadano

Redes civiles

I. Aclarando conceptos

Volver arriba

¿Qué son las redes civiles?

Las redes civiles son espacios en los que se reúnen personas, organizaciones, instituciones y otras expresiones sociales que comparten un objetivo común.

Volver arriba

Componentes de una red

Casi siempre estas redes tienen estos elementos:

  • Un nombre que las identifica
  • Objetivos claros y comunes
  • Reuniones periódicas
  • Mecanismos para la coordinación: un acuerdo sobre cómo funcionarán y sobre los aportes que cada organización o persona integrante ofrece
  • Mecanismos para la toma de decisiones
  • Mecanismos para la comunicación virtual y presencial

Volver arriba

¿Por qué la gente se organiza en red?

Las personas que se organizan en grupo tienen propósitos comunes y se unen porque la organización hace más fácil el logro de sus objetivos. Por ejemplo, si existe un problema, los diferentes puntos de vista pueden ayudar a entender todas las partes de esa situación y también esas diferencias ayudan a encontrar soluciones diversas.

En el caso de las redes que se conforman con instituciones públicas, estas frecuentemente tratan problemáticas comunes, por ejemplo la violencia doméstica, el maltrato a niñas, niños y adolescentes, los derechos de las personas migrantes y refugiadas, etc. Este tipo de coordinación permite abordar estos fenómenos de una manera integral, mejorando todos los aspectos que componen la situación y por tanto ofreciendo una respuesta más eficiente por parte del Estado y de las organizaciones de la sociedad.

Volver arriba

Propósito de las redes

La organización en red siempre tiene un propósito, por ejemplo:

Redes para:

  • el aprendizaje
  • la incidencia ciudadana
  • ejecutar un proyecto o impulsar un proceso

Volver arriba

Duración de las redes

Dependiendo de sus objetivos, algunas redes funcionan durante un tiempo delimitado por un plazo de cumplimiento.

Otras, que comparten objetivos de más largo plazo, funcionan durante tiempo indefinido.

Volver arriba

Tipos

  • De acuerdo con su alcance geográfico, pueden ser locales, nacionales, regionales o globales.
  • Por la afinidad de sus integrantes, pueden ser:
    • Comunitarias
    • Institucionales
    • Sectoriales
    • Gremiales
    • Intersectoriales
    • Interinstitucionales
    • Una combinación de organizaciones, instituciones y otras expresiones que se articulan para lograr un fin mayor

Volver arriba

II. La participación del Poder Judicial en las redes civiles

Es vital que las funcionarias y funcionarios del Poder Judicial comprendan las redes civiles como espacios esenciales de participación ciudadana, donde las personas participan porque tienen un compromiso con la resolución del objetivo que las une.

Estos objetivos siempre están vinculados con una situación pública, a nivel local, regional o nacional, cuya resolución requiere del aporte y concurrencia de muchas personas, organizaciones e instituciones.

El Poder Judicial, así como otras instituciones del Estado costarricense también puede integrarse dentro de estas redes civiles y aportar con sus conocimientos y experticias particulares.

En este apartado se indican tres tipos de participación que las funcionarias y funcionaros podrían tener: la participación en redes, por invitación; la creación de una red por iniciativa de personas funcionarias del Poder Judicial; la solicitud de ingreso a una red existente.

1. Participación en una red, por invitación

El Poder Judicial puede ser invitado a una red, como actor importante en la solución de una problemática a tratar o porque se considera que sus aportes dentro de una temática son vitales.

Cuando usted recibe una invitación, se le indicarán datos como el nombre de la red, el tema, los objetivos a tratar y la información relativa a la primera fecha de reunión.

En estos casos, por lo general, la primera sesión será para ponerse de acuerdo en temas de funcionamiento y dinámicas para la toma de decisiones.

También es posible que se le invite a una red que tiene algún tiempo de estar funcionando, porque se concluye que la presencia del Poder Judicial es pertinente.

En cualquier caso, es fundamental tener claros aspectos como los siguientes:

  • Recuerde que se encuentra en representación del Poder Judicial, por lo que sus opiniones y actitudes siempre deben procurar la buena imagen de la institución.
  • De igual forma tenga presente que todas las personas que integran la red, lo hacen en representación de organizaciones, colectivos e instituciones y que se encuentran en igualdad de condiciones para aportar.
  • Organizarse para trabajar en grupo, en equipo, en colectivos, no es una tarea fácil.
  • Esos espacios son compartidos por personas que piensan diferente o que tienen formas diversas de reaccionar. Por eso es importante recordar que los grupos no son para que todos y todas piensen igual, sino para ponerse de acuerdo y lograr el objetivo propuesto.
  • La diversidad (de pensamientos, de posiciones, de experiencias, de rasgos culturales) no debería verse como una amenaza, sino como una fortaleza del grupo. Esos distintos puntos de vista y la variedad de experiencias amplían los conocimientos, enriqueciendo a las personas y al grupo. Además contribuyen con soluciones creativas e innovadoras a los retos que se presentan.
  • Por eso es necesario ponerse de acuerdo en las formas de comunicarse y de tomar decisiones. De esa manera todas las voces, todos los pensamientos, todas las visiones serán tomadas en cuenta y serán parte del grupo. La gente debe ser y sentirse incluida en las discusiones, en las reflexiones, en las decisiones.
  • No olvide que todas las personas que participan en una red tienen algo que aprender y algo que aportar.
  • Además, encuentre formas de que los contenidos y experiencias de la red sean compartidos con las otras personas de su oficina o despacho, para asegurarse de que esta experiencia enriquezca a tantas personas como sea posible.

Volver arriba

2. Creación de una red, por iniciativa del Poder Judicial

Las funcionarias y los funcionarios del Poder Judicial están en capacidad de impulsar la creación de redes civiles, partiendo de:

  • su conocimiento sobre la realidad de los territorios donde se ubican los circuitos judiciales;
  • la información y las peticiones que reciben de la ciudadanía;
  • las prioridades y mandatos institucionales.

Este esfuerzo, por supuesto, debe implicar a otros actores estratégicos y presupone aspectos como los siguientes:

  • Defina la propuesta del tema y los objetivos
    • En primer lugar, se deben conocer las temáticas y propósitos de la red. El apartado “Tema y objetivos” es un apoyo para la redacción de una propuesta inicial.
    • En este sentido, recuerde que en la Red todas las personas se encuentran en igualdad de condiciones, por lo cual todos los insumos que se presentan deben ser retroalimentados y avalados en ese espacio. Los documentos que usted presente para el “arranque” del trabajo, son muy importantes, pero constituyen propuestas a ser enriquecidas por la red.
  • Haga un mapeo de actores y actoras
    • Partiendo del tema a tratar, investigue y haga una lista de las organizaciones de sociedad civil, instituciones públicas y privadas, así como de personas clave en la comunidad –por su liderazgo o por su conocimiento del tema– que deban ser invitadas a participar.
    • Para hacer este listado, acuda a otras oficinas y despachos solicitando información sobre posibles contactos, haga búsquedas en Internet y solicite apoyo a otras personas o instituciones que podrían tener contactos.
  • Prepare una invitación
    • Redacte una invitación donde incluya las motivaciones para conformar la red, indique el tema y los objetivos a tratar y señale fecha, hora y lugar para la primera reunión.
    • En este último sentido, es clave invitar con mucha anticipación, para evitar, hasta donde sea posible, el choque entre actividades.
    • Si la persona invitada indica la imposibilidad de asistir, insista para que envíen a alguien más en su representación.
    • La invitación debe ser enviada por todos los medios posibles: correo electrónico, fax, llamadas telefónicas, notas formales, etcétera.
    • Para llevar un adecuado control de la asistencia, el apartado “Convocatoria” en “Promoción y convocatoria” le puede brindar insumos importantes.
  • Facilite los acuerdos sobre el funcionamiento de la red
    • Este punto refiere al acuerdo sobre el tema, los objetivos, los días de reunión y las horas, el lugar de reunión, entre otros.
    • Un elemento importante es definir un nombre para la red, lo que tendrá mucho que ver con sus objetivos.
    • También se debe definir la forma de tomar acuerdos: si es por consenso o por votación.
    • Las personas que trabajan en red deberán acordar un plan de trabajo, para ello podrían basarse en el documento “Plan de acción”.
    • “La Agenda” es otro documento que puede ser de ayuda para planear el trabajo de cada sesión.
    • Otros elementos a tomar en cuenta son: el registro de las minutas o actas de las reuniones; el resguardo de esa y otra documentación relevante a la que se tenga acceso; y los aportes que realizará cada una de las partes a la red.
    • Además se deben definir los mecanismos para la comunicación interna, para ello construya un directorio de integrantes de la red donde se indique el nombre, la institución u organización que representan, el correo electrónico y los números de teléfono.
  • Consideraciones importantes
    • Debido a que las personas asisten en representación de sus organizaciones o instituciones, es posible que deban consultar con sus respectivas instancias para obtener un aval sobre su participación en la red. Una situación que también puede presentarse cuando se toman ciertas decisiones.
    • En ese caso, se debe tener claridad de que, en algunas ocasiones, los acuerdos tendrán que esperar la próxima sesión. Sin embargo, también es importante que exista un compromiso para que en cada organización e institución participante, se generen mecanismos ágiles para la toma de este tipo de decisiones.

Volver arriba

III. Solicitud de ingreso a una red existente

También puede suceder que, partiendo del trabajo de su oficina o despacho, se concluya que es importante la participación en una red civil. Si este es el caso:

  • Indague sobre posibles redes existentes en el territorio donde se encuentra su circuito judicial, así como de espacios que funcionan a nivel nacional.
  • Recuerde que existen redes funcionando en espacios virtuales, a nivel regional e incluso global. Investigue en Internet e identifique espacios de redes civiles en los que sea posible participar.
  • Contacte a la red y explique su interés y el de la institución, consulte sobre la posibilidad de participar y la manera de hacer esta solicitud. Luego proceda de acuerdo con lo que le fue indicado y solicite la inclusión formal del Poder Judicial en la red.

Cualquiera de estos escenarios es una oportunidad estratégica para la oficina o despacho, así como para la Institución, porque:

  • es posible aportar desde los conocimientos, experiencias, lecciones aprendidas, retos, y propuestas.
  • Pero también se amplían los conocimientos sobre la temática, y se accede a otras experiencias y alternativas de solución que podrían ser adaptadas a su realidad. Además se posiciona el trabajo de su oficina o despacho y del Poder Judicial.

Impulse reflexiones de este tipo, motive a sus compañeros y compañeras para que se animen a apostar el trabajo en redes, explicándoles todos los beneficios que podrían obtener, tanto en términos personales, como institucionales.

Y recuerde: esta guía para la participación ciudadana en el Poder Judicial, tiene elementos metodológicos que le pueden facilitar el trabajo cuando desee planificar actividades de participación como las que se incluyen en el índice.

Volver arriba