“MEDIACIÓN EN EL ÁMBITO EDUCATIVO”

GRADUA A 42 EDUCADORES

 

·       Convenio de cooperación entre Escuela Judicial y MEP permite llevar cultura de paz a centros educativos del país.

 

 

Motivar un cambio desde los centros educativos a través del impulso de una política de paz fue el propósito del curso “La mediación en el ámbito educativo” que impartió la Escuela Judicial, en coordinación con la Comisión de Resolución Alternativa de Conflictos (RAC) del Poder Judicial y el Ministerio de Educación Pública (MEP).

El Ministro de Educación, Leonardo Garnier y el Director de la Escuela Judicial, Marvin Carvajal hicieron entrega de los certificados a los 42 educadores que participaron en el curso.

El curso terminó pasado jueves 26 de junio con la graduación de 42 educadores de diversas escuelas y colegios del país.  La actividad se realizó en el Salón Multiusos de la Corte Suprema de Justicia.

Se contó con la participación del Director de la Escuela Judicial, Marvin Carvajal Pérez, el Ministerio de Educación, Leonardo Garnier Rímolo, la representante de la Comisión RAC del Poder Judicial Milena Conejo Aguilar y Gestora de Capacitación de la Escuela Judicial Kattia Escalante Barboza.

 “Nos satisface que tanto el Poder Judicial como el MEP trabajamos en objetivos comunes y abarcamos la problemática social de la violencia no desde sus consecuencias sino desde sus causas.  Hoy quienes se gradúan tienen la oportunidad de ser multiplicadores de la cultura de paz en uno de los ámbitos más importantes de la socialización, como lo es el ámbito educativo, en beneficio de la sociedad.  Tienen en sus manos las herramientas para trasformar a la juventud y niñez costarricense hacia una cultura de paz”,  manifestó el Director de la Escuela Judicial durante la actividad.

Los participantes recibieron el certificado de acreditación.  Se premió a los mejores promedios y realizaron un reconocimiento a los facilitadores que tuvieron a cargo la implementación del curso.

En la mesa principal: Kattia Escalante, Gestora de Capacitación de la Escuela Judicial, Leonardo Garnier, Ministro de Educación, Milena Conejo, representante de la Comisión RAC y Marvin Carvajal, Director de la Escuela Judicial.

La capacitación se impartió en octubre y noviembre del 2007, como complemento del Proyecto de prevención de la violencia y promoción de la paz social “El cole en nuestras manos”, del MEP, en colaboración con la Comisión de Resolución Alterna de Conflictos del Poder Judicial y la Escuela Judicial.

Durante dicha actividad se desarrollaron temas como la negociación con perspectiva de género, la teoría de la mediación escolar, la comunicación y la escucha, el modelo de mediación por etapas y la teoría del conflicto y su análisis en el contexto educativo.

También comprendió la realización de prácticas simuladas y las evaluaciones respectivas.  Los participantes recibieron en total 120 horas de capacitación bimodal.

El curso estuvo a cargo de facilitadores de la Escuela Judicial, del Centro de Conciliación de Conflictos del Poder Judicial, funcionarios judiciales especializados en esta materia.

De acuerdo con el ministro de Educación, Leonardo Garnier, con esta  formación pretende crear un impacto multiplicador.

“Quisimos que un grupo grande de educadores recibieran esta capacitación y que a partir de allí se pueda extender a los más de 500 centros educativos del país hacia un cambio que promueva la cultura de paz, donde logremos que en cada centro educativo prevalezca la tolerancia, el diálogo y la paz”, manifestó Garnier Rímolo.

Educadores asumieron la responsabilidad de impulsar la cultura de paz en sus centros educativos.

 

Para Milena Conejo, representante de la Comisión RAC dicho programa demostró el compromiso del Poder Judicial con la cultura de paz y resaltó la tarea que inician estos 42 profesores de utilizar las herramienta que hoy se les brindan para proyectarlas en sus colegios y escuelas.

Por su parte, la Gestora de capacitación de la Escuela Judicial y coordinadora del programa Kattia Escalante destacó la necesidad de que en los centros educativos del país, sean los educadores quienes promuevan la conciliación constructiva y pacífica de los conflictos que surgen en dichas instituciones. 

“Esta graduación es un acto simbólico del compromiso que asumen estos profesionales en educación con sus instituciones educativas, con sus alumnos y alumnas y con la sociedad en general. Esta es una gran oportunidad de compartir un camino, un propósito y un ideal”, afirmó Escalante Barboza.