Pronunciamiento


 

La Comisión de Género, la Subcomisión contra el Hostigamiento Sexual y la Secretaría Técnica de Género del Poder Judicial rechazamos categóricamente cualquier manifestación oral, impresa o por medios digitales que pongan en duda la dignidad y el desempeño de las juezas del Poder Judicial de Costa Rica y de todas sus funcionarias.

Ante la ciudadanía costarricense, manifestamos:

1. Desde el año 1993, el Poder Judicial cuenta con una Ley de Carrera Judicial, la cual regula detalladamente los requisitos y procedimientos de selección, ingreso y ascenso para los puestos de la judicatura. Todas las personas aspirantes deben pasar por un cuidadoso escrutinio cualitativo en lo académico, de carrera profesional y a nivel psicosocial, mediante una unidad especializada, establecida por esta ley, para tales efectos. En igual sentido, el Ministerio Público, la Defensa Pública, el Organismo de Investigación y Judicial y el sector administrativo, poseen estrictos procedimientos de selección, ingreso y ascenso, y se dirigen hacia la implementación de Leyes específicas. En el caso del nombramiento y ascenso de juezas, muchas de ellas lo han logrado a pesar de tener a su cargo el cuido de personas menores de edad, adultas mayores o enfermas, incluso siendo algunas de ellas el único sustento de la familia.

2. El Poder Judicial, se constituyó en una de las primeras instituciones públicas en aprobar su Reglamento Contra el Hostigamiento Sexual, en el año 1996, en cumplimiento de lo establecido por la Ley Contra el Hostigamiento Sexual en el Trabajo y la Docencia de 1995. A ello, se aúna la existencia de una Política institucional contra el Hostigamiento Sexual, aprobada por la Corte Suprema de Justicia; la existencia de la Subcomisión contra el Hostigamiento Sexual, con representación de todos los sectores institucionales; acciones concretas de sensibilización, prevención dirigidas a todo el personal; y la representación legal de las víctimas en los procesos administrativos, entre otras medidas. Véase Circulares sobre Hostigamiento Sexual en el sitio de Internet del Observatorio de Violencia de Género contra las Mujeres y Acceso a la Justicia.

3. Que ese tipo de manifestaciones se enmarcan dentro de una cultura de violencia política contra las mujeres, quienes tienen obstáculos estructurales para el acceso a puestos de toma de decisión, según es reconocido de manera expresa por Convención para la Eliminación de Todo Tipo de Discriminación contra las Mujeres (CEDAW).

4. Que producto de esta cultura de violencia política y sexual contra las mujeres, ellas a pesar de llegar a los puestos de decisión, por méritos propios y grandes dificultades, luego son deslegitimadas y cuestionadas mediante su cosificación y objetivización sexual.

5. Que el Poder Judicial de Costa Rica, es y será siempre garante del respeto efectivo de los Derechos Humanos de todas las mujeres que laboran en la institución, las cuales constituyen el 48% de todo el personal judicial. Véase Distribución de Personal en el sitio del Observatorio.

San José, 8 de enero de 2018