Maximizar la efectividad de los juzgados y tribunales que atienden la materia penal en todo el país, así como la celeridad y calidad en las resoluciones, es el rumbo que marca el Proyecto de Estandarización de los procesos para el señalamiento de las agendas, que impulsa la Presidencia de la Corte Suprema de Justicia. 

Este miércoles 30 de agosto se visitó los Tribunales del Segundo Circuito Judicial de San José, sede Goicoechea.

El proyecto es liderado por el Presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Chinchilla Sandí y forma parte de las acciones contenidas en su Plan de Gobierno Judicial.  Además cuenta con un equipo de trabajo para su implementación, a cargo de las juezas Francini Quesada Salas, Mercedes Muñoz Campos y la asesora de la Presidencia, Patricia Bonilla Rodríguez, con el acompañamiento técnico de la Dirección de Planificación.

A la reunión asistieron los jueces y juezas del Tribunal Penal, Tribunal de Apelación, Tribunal de Flagrancia y del Juzgado Penal de San José.

Mediante un estudio de las condiciones y necesidades de cada despacho penal, se emprende un plan de buenas prácticas, para comenzar el proyecto en la Jurisdicción Penal del país.

“El objetivo que persigue la Presidencia de la Corte con este proyecto, es garantizar una forma de trabajo homogénea en todos los despachos del país, mediante acciones en la parte administrativa y que éstas impacten en el circulante los Tribunales Penales, garantizando la independencia de las juezas y los jueces”, destacó Francini Quesada Salas.

La jueza señaló que se pretende impulsar la efectividad del trabajo judicial desde la distribución de las cargas de trabajo, la definición de las agendas de señalamiento de audiencias; así como la medición de los niveles de resolución a partir de indicadores concretos.

Dentro de este proceso, se propone a los despachos penales, el establecimiento de un Consejo de Jueces, liderado por el Juez Coordinador para definir los parámetros de señalamiento y la atención de casos excepcionales, como los asuntos sobre delitos sexuales.

Otras buenas prácticas son los señalamientos de una audiencia, para los juicios donde se reciban menos de cuatro testigos; la actualización del domicilio de las partes involucradas en un expediente, para asegurar su ubicación de previo a que se señale un juicio, así como llevar un control de las causas puntuales de la suspensión de las audiencias, las cuales deben contar con la autorización del juez coordinador.

Las expectativas de la Presidencia de la Corte es que durante el tiempo de implementación del proyecto, la Jurisdicción Penal trabaje con circulantes al día, que les permita establecer señalamientos a más tardar seis meses después del ingreso de un expediente, para los tribunales con mayor volumen de trabajo.

© Junio 2017 Poder Judicial. Todos los derechos reservados.
Subir