Introducción

La Comisión Nacional para el Mejoramiento de la Administración de Justicia (Conamaj) implementa desde el año 2008 el Programa de Participación Ciudadana en el Poder Judicial, el cual ha desarrollado acciones significativas en las regiones Huetar Norte y Huetar Atlántica del país. En el marco de estas experiencias concretas, la conjunción de esfuerzos entre funcionarias y funcionarios judiciales y diversos sectores de la sociedad civil ha permitido construir un modelo claro de participación ciudadana que llevará al fortalecimiento de esa relación con la ciudadanía.

Este modelo de aspiración democrática se plasma en la Política de Participación Ciudadana en el Poder Judicial, la cual es constituye en el lineamiento máximo y la decisión pública más importante por parte de las autoridades judiciales a favor de garantizar el derecho constitucional a la participación ciudadana en la justicia.

Dentro de esta aspiración y esta ruta hacia la transformación del paradigma institucional hace un esquema más democrático, se inserta este material, concebido como un apoyo y un recurso didáctico a disposición de las funcionarias y funcionarios judiciales para poner en práctica la Política. Con la necesaria instrucción, sensibilización y acompañamiento, las personas que laboran en la institución garantizarán los pilares de una cultura participativa, para lo cual podrán echar mano de las nuevas tecnologías y favorecer espacios de interacción con una ciudadanía informada, activa y conocedora de sus derechos y deberes cívicos.

El objetivo principal de este documento es ser una guía: ofrecer una orientación efectiva y una operacionalización de una serie de acciones con contenido participativo que han sido consideradas relevantes desde el acervo generado en años de labor en la materia. Muchas de estas acciones han sido recuperadas directamente de la experiencia del funcionariado y ese es una de las mayores fortalezas, que surge de la iniciativa y práctica comprometida de todos y todas.

Al poner estas herramientas metodológicas a disposición de quienes día a día, desde los despachos, juzgados y oficinas construyen la realidad del Poder Judicial se espera que seamos capaces de llevar a la praxis los ideales de democratización y transparencia que deben ser el norte de toda institución pública.

La guía práctica para la incorporación de la participación ciudadana se organiza en cinco grandes ejes temáticos; el primero de ellos es Difusión de Información, y plantea la importancia de responder adecuada y oportunamente con información sobre servicios, trámites y normativa de la gestión judicial. Dentro de este eje se detalla cómo poner en marcha puestos informativos permanentes o temporales dirigidos a la ciudadanía.

El segundo eje es el que corresponde a las actividades para la Formación y Sensibilización orientadas, como su nombre lo indica, a sensibilizar a las personas operadoras de justicia sobre la importancia que tiene la participación ciudadana y a desarrollar acciones para capacitar en derechos a personas usuarias y a la ciudadanía en general. Las herramientas que se ubican en este eje son charlas, capacitación y capacitación de formadores.

Los Mecanismos de Consulta, que constituyen el tercer eje temático, facilitan tomar el parecer ciudadano sobre nuevas disposiciones que se adopten en la institución, de manera que se realicen ajustes o se tomen previsiones de acuerdo con las necesidades ciudadanas: Las herramientas que incluye esta sección son los consejos ampliados y las encuestas.

Las actividades de Fiscalización y Control ciudadano, ubicadas en el cuarto eje, son aquellas que la sociedad civil lleva a cabo para valorar la gestión institucional, especialmente en asuntos como la calidad del servicio, las políticas y el gobierno, así como el uso de los recursos económicos, humanos y materiales. En este apartado se detalla en las mesas de diálogo, redes civiles, foros ciudadanos y rendición de cuentas.

Finalmente el quinto eje presenta las actividades para la Incidencia y el Acceso a la toma de decisiones, las cuales propician espacios para que la ciudadanía participe de las decisiones estratégicas de la institución, referidas a gestión de políticas, gobierno, administración y calidad del servicio. Las acciones que se proponen en esta sección son audiencias ciudadanas, auditorías, consejo consultivo de la sociedad civil y grupos de fiscalización y control ciudadano.

Cuando se fortalece la participación ciudadana se fortalece también nuestro Estado de Derecho y la aspiración a una justicia sustentada en la corresponsabilidad de la población de encontrar respuestas a sus legítimas necesidades y demandas.

Con todo agrado presentamos este bagaje de herramientas como una forma eficaz para construir edificantes y provechosas relaciones con la ciudadanía.

Descargue la versión completa de esta Guía en PDF