¿En peligro inminente?

La violencia no espera: ¿Cómo sé cuándo estoy frente a un peligro inminente?

La violencia doméstica es una grave amenaza para muchas mujeres. Pueda que usted misma sea una víctima de violencia doméstica. En algunos casos, esa violencia puede poner en peligro su vida por lo que usted necesita actuar inmediatamente. Lea detenidamente las siguientes afirmaciones y si se identifica con más de tres de ellas, ¡Cuidado!

Llame al 9-1-1 o solicite medidas de protección en un juzgado de violencia si su compañero (a):

  • Ha intentado ahorcarla, asfixiarla, ahogarla; la ha atacado con arma blanca (ej. cuchillo, puñal, tijeras, punzones) o de fuego (ej. escopetas, revólver aunque no la haya disparado), objetos contundentes (ej. palos, bates, piedras, varillas); la ha golpeado y herido gravemente; la ha atropellado o intentado hacerlo con carro o moto o  la ha empujado por escaleras o ha intentado envenenarla.
  • La ha amenazado de muerte, a sus hijas (os) o a familiares.
  • La amenaza con suicidarse o ha intentado hacerlo.
  • Ha abusado sexualmente de usted, hijos, hijas u otras personas menores de edad de la familia o ha intentado hacerlo. Está en la cárcel o lo ha estado por delitos sexuales.
  • Irrespeta la medida de protección que le prohíbe acercarse a usted o la persona agredida; entra por la fuerza en su casa, la acosa en su lugar de trabajo o en otros lugares que usted frecuenta.
  • Ha estado internado por psiquiatría o toma medicación por depresión.
  • Tiene acceso a armas de fuego o trabaja con ellas.
  • La acosa, la vigila, controla o amenaza constantemente.
  • Ha maltratado y/o matado mascotas.

Guía completa en “Protocolo interinstitucional de intervención y valoración del riesgo en situaciones de violencia contra mujeres”.

* Si es una emergencia, llame inmediatamente al 9-1-1

¿Le sirvió esta información?
Si No