En el presente documento se exponen algunos resultados cuantitativos del Programa de Justicia Restaurativa del Poder Judicial luego de dos años de su implementación. Cabe destacar, que estos datos se recopilan a partir de los planes reparadores que deben cumplir las personas imputadas como forma de resarcir el daño causado a las víctimas y a la comunidad.

Es importante mencionar, que en el caso de los asuntos que se resuelven mediante la suspensión del proceso a prueba, los planes reparadores se adaptan a las características de cada caso particular y las condiciones que contemplan dichos planes pueden ser: servicios comunales, procesos socioeducativos, procesos terapéuticos, procesos de tratamiento para el consumo de sustancias psicoactivas y donaciones, según se detalla a continuación:

Servicio comunal: se trata de un servicio o actividad donadas por las personas imputadas a diferentes organizaciones de bienestar social. El servicio se canaliza a las organizaciones que forman parte de la Red de Apoyo del Programa de Justicia Restaurativa (organizaciones estatales, organizaciones de la sociedad civil y organismo internacionales) según las necesidades de cada organización. Asimismo, se consideran las habilidades, destrezas y conocimientos de la persona imputada que prestará el servicio con el objetivo que tenga un fin restaurativo y que la organización cuente con un aporte productivo. Hasta la fecha las personas imputadas del Programa de Justicia Restaurativa han brindado un total de 27.792 horas de servicio comunal a diferentes organizaciones.

Proceso Socioeducativo: consiste en la generación de espacios grupales de intercambio de información para motivar a la reflexión e intercambiar experiencias que contribuyan al cambio personal y por ende a la transformación social. Dichos espacios tienen un objetivo preventivo en procura de un ejercicio de la ciudadanía responsable a favor del bien común y la paz social. Por ejemplo, se promueven talleres informativos sobre temáticas específicas como la conducción temeraria o la portación ilícita de arma que son impartidos por organizaciones estatales como entes rectores en la materia. Asimismo, en las reuniones restaurativas se cuenta con la participación de personas especialistas en temas afines a los delitos que se abordan, con el fin que compartan información preventiva y que permite generar conciencia sobre el daño causado. Aunado a lo anterior, se remite a las personas imputadas a grupos de autoapoyo con personas que comparten una problemática común, como lo es el consumo de sustancias psicoactivas, control de la ira, entre otros. Se contabiliza una participación de personas imputadas en procesos socioeducativos que suma 4.418 horas.

Proceso terapéutico: es un espacio de tratamiento desde la psicología que de forma excepcional algunas organizaciones externas ofrecen a la persona usuaria para tratar diferentes trastornos y mejorar su funcionamiento. Esta condición se homologa en el plan reparador para casos extraordinarios, en los cuales según criterio técnico, se considera indispensable el abordaje para la sensibilización de la responsabilidad de la propia conducta y por ende la reparación del daño. Se contabilizan 205 horas de procesos terapéuticos. 


Donaciones: consiste en que las personas imputadas brindan, como parte de las condiciones establecidas en el plan reparador, un aporte de dinero en efectivo o en especie a alguna organización con carácter de bienestar social, que regularmente atienen poblaciones en condiciones de vulnerabilidad social y están autorizadas legalmente para recibir donaciones. Hasta el 31 de agosto de 2014, se han realizado donaciones por un monto que asciende a ¢24 .498.000.

 

 


Fortaleciendo la Comunidad

Red de Apoyo Interinstitucional
Compartiendo experiencias 

 

 

.

Contáctenos

Dirección del Programa Justicia Restaurativa

  • (506) 2295 -4404
     

 

Programa de Justicia Restaurativa en Costa Rica