La Escuela Judicial , consciente de su trascendente rol en el proceso de reforma judicial, se ha avocado a diseñar un Programa de formación general básica para juezas y jueces , que procura contribuir a desarrollar en las personas participantes una cultura institucional orientada a ofrecerle a la población costarricense un sistema de justicia humanista, equitativo, democrático, accesible, confiable, transparente, eficaz y eficiente. 


El cambio en la formación de los jueces y las juezas augura un mejor futuro para el sistema de justicia y, por supuesto, para la sociedad en su conjunto. Y es que, concebirse a sí mismo/a como un/a servidor/a público/a, que se debe a la persona usuaria y que ha de actuar no sólo en su servicio sino a partir de la situación concreta que ella está experimentando, demanda conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes especiales, que, por lo general, no se potencian ni se desarrollan en las Escuelas de Derecho. 


su particularidad está en que se focaliza en una serie de competencias profesionales y transversales que se han identificado como elementales en quien ejerce o ejercerá la función jurisdiccional y que serán desarrolladas intencionada, sistemática y gradualmente. En otras palabras, los aspectos técnico-jurídicos y prácticos que comprende son de total interés para el Poder Judicial como institución. Se trabaja, pues, con y para la profesión específica del juez y de la jueza.

 

Ir Arriba