Logo de Defensa Pública
Logo de dirección ejecutiva
A- A A+

    Unidad de Capacitación

    El origen de la Unidad de Capacitación de la Defensa Pública se remonta al último lustro del siglo XX, época en la cual se diseñó un proyecto muy relevante para la institución, la “Revista Defensa Pública”; posteriormente, con la reestructuración de la Escuela Judicial en el año 2007, se promovió en mayor medida la especificidad en la organización de actividades de aprendizaje, por lo que se le otorgó a instancias como la Defensa Pública, el Ministerio Público y el Organismo de Investigación Judicial, una mayor libertad en la conformación de sus propios planes de trabajo.  
    En la actualidad, la Unidad de Capacitación se encarga, entre otras labores,  de la verificación y ejecución de los programas sostenidos de capacitación, del apoyo a proyectos especiales, de la comunicación constante con las personas especialistas de materia y de la coordinación de acciones con la Escuela Judicial, con varias Comisiones del Poder Judicial y con diversas instancias internas y externas al Poder Judicial, a efectos de gestionar buenas prácticas, intercambiar conocimientos y promover la aplicación de los mismos en aras del mejoramiento en el servicio que se ofrece a nivel institucional.    
    Desde el punto de vista funcional, la Unidad de Capacitación también se encarga de diagnosticar anualmente las necesidades educativas del personal de la institución y a partir de esa determinación, se ocupa de la programación, ejecución y evaluación de las actividades de aprendizaje idóneas para el tratamiento integral de las competencias de las personas que integran la Defensa Pública. Para el cumplimiento de este propósito, la Unidad de Capacitación formula anualmente un plan de trabajo en el que se incluyen diversas actividades que forman parte de tres macro programas, a saber, el programa de selección (en conjunto con la Unidad de Selección y Reclutamiento), el programa de formación inicial (abarca las áreas ideológica, técnico jurídica y administrativa de la función de la defensora y del defensor público)  y el programa de formación continua (incluye actividades educativas para defensoras y defensores, personal administrativo, personas dedicadas a la asistencia jurídica e integrantes de la Unidad de Investigación).
    En lo que respecta a la labor sustantiva de la Unidad de Capacitación, debe señalarse que es la responsable de facilitar la formación de todas las personas que integran la Defensa Pública, motivo por el cual debe especializar sus actividades de aprendizaje de acuerdo con las materias en las que la institución ofrece sus servicios, a saber: penal, penal juvenil, ejecución penal, penalización de la violencia contra las mujeres, flagrancia, pensiones alimentarias y familia, agrario, disciplinario y laboral.