Logo de Defensa Pública
Logo de dirección ejecutiva
A- A A+

    Defensa Penal Juvenil

           En 1996, entró en vigencia la Ley de Justicia Penal Juvenil, que revoluciona la administración de justicia para las personas menores de edad sometidas a un proceso penal, ya que considera al niño, niña y adolescente como parte del proceso con uso pleno de sus derechos y deberes constitucionales. La Defensa Pública, en garantía de su interés superior, brinda los servicios de asistencia jurídica gratuita de manera especializada a esta población.

    ¿Qué es el proceso penal juvenil?

           Es un proceso dirigido a las personas menores de edad que reconoce las garantías básicas para su juzgamiento, como el derecho a la igualdad, a la no discriminación y a la justicia especializada. Además, los principios de legalidad, lesividad, presunción de inocencia, debido proceso, abstenerse de declarar en su contra, la aplicación de la ley y la norma más favorable, derecho a la privacidad, confidencialidad e inviolabilidad de la defensa, principio de contradictorio. Así como racionalidad, proporcionalidad; la existencia de diversas soluciones distintas al juicio y aplicación de sanciones no privativas o privativas de libertad, como el internamiento en centros especializados.

    El proceso penal juvenil cuenta con tres etapas:

           Trámite del proceso: se cuenta con un equipo de profesionales distribuido en diferentes zonas del país, que atienden diligencias y consultas relacionadas con el proceso penal juvenil para garantizar el derecho de defensa y el acceso a la justicia de esta población, con aplicación de los principios de la Ley Penal Juvenil y la justicia restaurativa.

          Impugnaciones: se cuenta con un equipo de profesionales que atienden consultas, recursos de apelación y casación, cuando una resolución es desfavorable a los intereses de una persona menor de edad en conflicto con la ley penal.

    • Recurso de apelación para asuntos dentro del proceso: se presenta para casos de detención provisional, rechazo o aceptación de una suspensión del proceso a prueba, conciliación, entre otros.
    • Recurso de apelación de sentencia: se presenta para casos de valoración de prueba, hechos acusados, calificación jurídica, la sanción impuesta, entre otros.
    • Recurso de casación: se presenta de manera extraordinaria para casos muy específicos y restringidos por la ley. Su estudio y trámite le corresponde a la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia.

             Ejecución de las sanciones penales juveniles: se cuenta con un equipo de profesionales que brinda asesoría, visita centros de detención, formula solicitudes para cambios o cese de sanciones y atiende el tema del cumplimiento de las sanciones privativas o no de libertad, que se imponen a las personas menores de edad, una vez finalizado el proceso penal juvenil mediante el dictado de una sentencia condenatoria.

     



    Legislación

    Legislación

     

    Jurisprudencia

    Jurisprudencia

     

     Servicios

    Servicios

     

    Preguntas Frecuentes

    Preguntas Frecuentes